El fortalecimiento de la agricultura familiar en la región Oeste ya es una realidad en varios municipios

Con el apoyo de instituciones y de la iniciativa privada, el mercado minorista se está fortaleciendo en el país. La agricultura familiar entra en la lista de desarrollo en la región Oeste de Paraná con buenas iniciativas y un ejemplo de ello es la formación de una cooperativa, en São Miguel do Iguaçu, que apuesta en el fomento de la agroindustria para mejorar la calidad de vida de cientos de productores rurales. El Parque Tecnológico Itaipu (PTI) e Itaipu Binacional están apoyando este proceso.

 

En el año 2002 se fundó la Asociación de los Productores de Agricultura y Ganadería de São Miguel do Iguaçu (Aprosmi, por sus siglas en portugués) que, en aquella época, contaba con 18 socios. La Asociación creció y recibió, en los últimos años, la ayuda de Itaipu Binacional y del PTI para fortalecer todavía más la cadena agroindustrial en la región Oeste. Como resultado de esta alianza, nació oficialmente, en el año 2016, Boreal, una Cooperativa de la Agricultura Familiar con asociados de ocho municipios: Ramilândia, Medianeira, Serranópolis do Iguaçu, Santa Terezinha de Itaipu, São Miguel do Iguaçu, Itaipulândia, Missal, y Foz do Iguaçu. 

 

Son, prácticamente, 250 familias, más de 16 familias indígenas y asentados, entre pequeños agricultores familiares, de todos estos municipios, que tendrán la oportunidad de exponer y vender sus productos en un centro distribuidor que se está construyendo en São Miguel do Iguaçu.

 

Centro distribuidor está construyendo en São Miguel do Iguaçu.

El PTI ayudó durante todo el proyecto técnico para que el espacio esté de acuerdo con la legislación y que tenga capacidad para la producción local y regional. Hasta el final del año (fecha aproximada de inauguración), los agricultores podrán comercializar desde galletas, compotas y conservas, hasta panes, salames, quesos, miel, leche y derivados, productos hortofrutícolas y artesanías (sectores de la cadena productiva del Oeste). El centro de distribución, por medio de la Cooperativa Boreal, será responsable por el transporte de los productos directamente de las propiedades, por la inspección sanitaria, el sello de garantía y la comercialización.

 

 

 

El centro de comercialización y distribución de la agricultura familiar puede transformarse en uno de los espacios de referencia más grandes en toda la región Oeste del estado de Paraná. Contará con dos camiones, cuatro cámaras frías y un lugar de más de 1.200 m2 divididos en dos espacios: uno para recibir y procesar los alimentos, y otro para recibir y atender al cliente y al turista, todos los días de la semana.

 

Esta obra recibió inversiones de más de R$ 3 millones (un 50% de Itaipu y un 50% del BNDES) en un terreno que la Alcaldía de São Miguel donó, y debe inaugurarse todavía en 2018, cuando se concluya y se haya instalado el amueblado. 

 

De acuerdo con el productor y coordinador del proyecto Boreal, Adelar Soares de Oliveira, la alianza con el Parque Tecnológico Itaipu fue fundamental para el éxito de la cooperativa. “Este es un paso importante rumbo al fortalecimiento de la agricultura familiar, el impulso hacia el crecimiento de la agroindustria y hacia la creación de empleo e ingresos para familias asentadas, indígenas y pobres. No tendríamos un proyecto si no fuera por el PTI”, enfatizó.